Escrito por

¿Por qué algunas personas son imanes para los mosquitos?

El otro día estaba sentado escuchando una conferencia al aire libre, con dos personas sentadas a mi lado. Los mosquitos estaban devorando, literalmente, a las dos personas a mi lado, mientras que yo era ignorado por estos chupasangres insaciables. ¿Por qué los mosquitos a veces parecen elegir a unas personas sobre otras para sus festines vampíricos? Es que el 20 por ciento de la gente es un magneto para los mosquitos, diversos estudios científicos han descubierto por qué.

image

Tanto el metabolismo como la química única del cuerpo de una persona, sin como huellas digitales que juegan un papel importante en determinar si somos o no un imán para los mosquitos, según comenta el entomólogo Phil Koehler, de la Universidad de Florida, Estados Unidos. Pero, es interesante notar que este grado de atractivo para los mosquitos puede cambiar a lo largo del tiempo.

A tener en cuenta contra los mosquitos:

  • Los mosquitos prefieren el tipo O de sangre.
  • El haber bebido cerveza, los atrae más.
  • En luna llena los mosquitos están mucho más activos.
  • El mal olor de pies los atrae.
  • Las embarazadas les resultan más atractivas.
  • Les atrae el dióxido de carbono que liberamos al respirar, así que mientras corremos, los atraemos más.
  • Las ropas oscuras los atraen.

Aclaremos esto, pero antes… ¿Por qué los mosquitos chupan sangre? Son las hembras las que lo hacen, y no la usan como alimento propio, ya que los mosquitos suelen alimentarse de néctar. La utilizan como un suplemento para el desarrollo de sus huevos. O sea que necesitan algunas sustancias como el hierro y proteínas de la sangre para el crecimiento de los huevos (más mosquitos).

Al parecer las hembras detectan nuestro aliento y nuestro sudor. Principalmente por culpa del octenol, una sustancia química que está presente en ambos. Ésta, en contacto con el dióxido de carbono, que también emitimos cuando respiramos, atrae a los mosquitos. Y lo pueden oler desde lejos, se cree que hasta a 50 kilómetros de distancia.

Según un estudio japonés, los mosquitos prefieren a la gente con el grupo sanguíneo O ó 0 (cero). Al parecer, es dos veces más factible que piquen a una persona con ese grupo sanguíneo que a una con el grupo A. Lo encuentran más apetecible. Ellos pueden detectar nuestro grupo sanguíneo por substancias que secretamos por la piel.

En otro estudio, publicado en Journal of the American Mosquito Control Association, se descubrió que el haber bebido cerveza nos hace más propensos a ser picados por los mosquitos. Era un dicho popular, pero los investigadores decidieron probarlo mediante el método científico. Descubrieron que la ingesta de unos 350 mililitros de cerveza, con una concentración de un 5,5% de ethanol, incrementaba el atractivo para los mosquitos.

En un reporte de la American Mosquito Control Association se advierte que los mosquitos están 500 veces más activos durante la luna llena. Generalmente, el momento en que los mosquitos suelen picar es justo al atardecer y al amanecer.

Mejor mantener los calcetines puestos, ya que el aroma a pie sucio resulta irresistible para los mosquitos, según ha descubierto el científico Bart Knol. Este valeroso científico, lo comprobó en carne propia, para estudiar qué parte del cuerpo preferían los mosquitos. Y al parecer, el 75% de los mosquitos preferían sus pies, pero luego de lavarlos bien con jabón, habían perdido el atractivo y entonces cualquier parte del cuerpo les venía bien. También descubrieron que el queso limburger, que tiene los mismos compuestos odoríficos que nuestro “olor a pata”, era igualmente irresistible para los mosquitos.

Los mosquitos son más rápidos que los niños y los perros en enterarse si una mujer está embarazada. Según un estudio realizado en Gambia, las mujeres embarazadas son picadas por los mosquitos dos veces más que mujeres que no lo están. Se cree que es porque una mujer embarazada exhala un 21 por ciento más que otros que no, por lo que su faro de atracción es más luminoso.

El abdomen de las embarazadas, aparte, está un grado más caliente que el resto del cuerpo, lo que facilita la emisión de substancias a través de la piel, que también atraen a los mosquitos. Incluso descubrieron que las mujeres pueden ser más atractivas para los mosquitos durante ciertas fases del ciclo de ovulación.

Correr no nos ayudará a escapar de ellos, ya que, como decíamos, el dióxido de carbono que exhalamos, y las substancias en nuestro sudor, como el ácido láctico, nos convierten en un anuncio luminoso para los mosquitos. Es un 50% más factible que nos piquen mientras hacemos ejercicio, que si estamos descansando, según la American Mosquito Control Association.

Y por último, está el tema de la ropa. Si no queremos ser el centro de atención de los mosquitos durante una reunión al aire libre, evitemos los colores oscuros. Al parecer se sienten más atraídos hacia ese tipo de ropa, que a la de colores claros. En un estudio realizado por el Dr. Koehler, se descubrió que el color más llamativo para los mosquitos era el negro, seguido por el rojo, y ya más neutrales, el gris y el azul. Los menos atractivos son el verde, el kaki y el amarillo.

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos