Escrito por Tendenzias

La habilidad de producir herramientas complejas y lenguaje habrían co evolucionado

Investigadores de la Universidad de Liverpool, Gran Bretaña, descubrieron que se utiliza la misma área del cerebro para producir lenguaje que para fabricar herramientas complejas. Esto podría apoyar la teoría sobre una evolución conjunta de estas dos habilidades que nos caracterizan como humanos.

image

Los investigadores midieron la actividad cerebral de 10 expertos en la fabricación de herramientas de piedra mientras realizaban la tarea, y también realizando pruebas lingüísticas. Los sujetos pueden hacer una herramienta lítica como las que se utilizaban hace más de 30 mil años, algo que, aunque no lo parezca, resulta muy difícil de lograr.

Lo que se midió es la actividad cerebral, que se puede medir gracias al flujo sanguíneo del cerebro, que varía en ciertas áreas del cerebro, dependiendo de la actividad que realicemos.

A los participantes del estudio, publicado en PLOS One, se les midió el flujo sanguíneo del cerebro mientras realizaban ambas tareas utilizando un método conocido como Ultrasonido Doppler Transcraneal (TCD por sus siglas en inglés), normalmente utilizado para medir las funciones lingüísticas de personas que han sufrido daño cerebral o antes de una cirugía cerebral.

Los investigadores descubrieron que los patrones de actividad cerebral para ambas tareas se correlacionaba, lo que sugiere que ambos utilizan la misma área del cerebro. El lenguaje y la fabricación de herramientas líticas complejas se consideran como algo único de la humanidad, una característica humana que ha evolucionado a lo largo de al menos 2 millones de años.

Charles Darwin, como no podía ser de otro modo, fue el primero en hablar de una posible co evolución de estas dos características humanas, debido a que ambas necesitan de un planeamiento complejo y de la coordinación de acciones que no se ha descubierto en otros animales. Pero hasta la fecha no existían pruebas que pudiesen abogar a favor de esta hipótesis.

Este es, justamente, el primer estudio que compara la actividad cerebral de estas dos actividades. “Nuestro estudio descubrió”, dijo Georg Meyer, uno de los autores del estudio, “descubrió una correlación en el patrón de flujo sanguíneo durante los primeros 10 segundos de ambas tareas. Esto sugiere que ambas dependen de áreas comunes del cerebro y es consistente con las teorías de que la fabricación de herramientas y el lenguaje co evolucionaron y comparten redes de procesos comunes en el cerebro”.

Fuente: Eurekalert

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos