Escrito por

¿Los perros saben qué hora es?

Quien comparta sus días con un perro no dejará de sorprenderse cada vez que la mascota parece anticipar algún evento, como por ejemplo, la hora de la cena, la hora del paseo. ¿Es que los perros pueden saber la hora? ¿Pueden los perros comprender el tiempo de la misma forma en que lo hacemos nosotros?

image

Si bien los perros parecen saber la hora, no hay que olvidarse que el tiempo es un invento humano, y la costumbre de contar las horas es bastante reciente, si tomamos en cuenta que nuestra especie, Homo sapiens, tiene “apenas” 200 mil años de antigüedad.

Pero… los perros han convivido con nosotros durante al menos unos 50 mil años. Se han adaptado a nuestras costumbres culturales y altamente sociales. Así que, ¿podría ser que los perros comprendan el tiempo del mismo modo que nosotros?

“Se trata de una cuestión muy debatida en investigación animal”, dijo Locky Stewart, investigador de inteligencia canina en Dognition. La respuesta podría estar en el olfato de los perros, pero todavía no hay pruebas suficientes.

Los especialistas en la ciencia cognitiva se interesan mucho por cómo otros animales sociales como nosotros forman sus recuerdos, porque nos ayuda a comprender el funcionamiento de nuestro propio cerebro.

Nuestra memoria se divide en la memoria implícita, una especie de memoria muscular inconsciente, que usamos para realizar tareas que hemos aprendido y repetido muchas veces en el pasado, como por ejemplo atarnos los cordones de los zapatos, o andar en bicicleta.

Y luego está la memoria declarativa, también llamada memoria explícita, en la cual almacenamos las experiencias personales y la información fáctica que vendría a formar la historia de nuestras vidas.

El famoso experimento de Pavlov, demostró que los perros tienen memoria implícita, de la que se valen para aprender de forma similar a la nuestra, por prueba y error, y tener respuestas condicionadas.

Pero no se sabe a ciencia cierta si otros animales poseen una memoria explícita como la nuestra. El principal punto de interés para los investigadores es justamente descubrir si los demás animales tienen memoria episódica, o tienen la capacidad de recordar información contextual de eventos pasados, saber qué pasó, cuándo pasó y dónde pasó. Memoria a largo plazo o también llamada memoria semántica.

Los expertos en memoria suelen ver a esta habilidad de re experimentar el pasado como una especie de viaje en el tiempo mental.

Al parecer, gracias a una gran cantidad de estudios, la memoria episódica está presente tanto en otros primates, como nosotros, como también en ratas, abejas, aves e incluso en las vacas.

Si bien hay evidencia de sobra a favor de que los perros pueden recordar a la gente, incluso personas que no veían hacía años; o eventos del pasado, como ir al parque, o un reto, no se sabe si pueden “viajar en el tiempo” en sus mentes.

Al parecer, el principal problema es porque no se han realizado muchos experimentos de laboratorio para poder estudiar su memoria. Recién en los últimos 15 años se han empezado a buscar una explicación al funcionamiento de la mente perruna.

Así es que todavía no se sabe si los perros pueden o no llevar un control del tiempo, del mismo modo que lo hacemos nosotros. Es decir, saber, más o menos, qué hora es, ya sea por la luz del día, por ciertas actividades repetitivas que ocurren cada día a esa determinada hora, etc.

Por ahora, los estudios han logrado identificar las posibles formas en que los perros se dan cuenta de que es una determinada hora, es decir, que es la hora de ir a pasear, o de la cena. Pero todavía no hay pruebas científicas, son hipótesis de trabajo.

Los perros, como la mayoría de los mamíferos, cuentan con lo que se llama el ritmo circadiano, un sentido interno que les dice cuándo dormir y cuándo estar activo. Tal vez son sus cuerpos, y no sus mentes las que les permiten detectar qué hora es.

Así es que, si todos los días a las 12 recibe su comida, su cuerpo comienza a tener hambre un poco antes, y para esa hora ya se muestra excitado y demandante.

Otra explicación que avanzan los expertos es que los perros se valen de su poderoso sentido del olfato para olfatear cuánto ha pasado desde que ocurrió un determinado evento.

Por ejemplo, si nos vamos de casa, nuestro olor personal permanece en el hogar, decayendo lentamente a lo largo del día. Si todos los días salimos a las 9, y volvemos diez horas después, es posible que el perro haya aprendido a identificar cuándo es la hora en que volvemos, tan sólo olfateando e identificando la cantidad de aroma nuestro que queda en la casa.

En un experimento para probar esto mismo, investigadores engañaron a un perro esparciendo aroma de su dueño por la casa, dejándolo sin poder identificar la hora en que este volvía al hogar. Pero si no hacían eso, siempre se preparaba para recibirlo a la misma hora. Faltan más estudios para poder decir que los perros miden el tiempo con el olfato, pero es un avance importante.

Fuente: Wired

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos