El boom de la demanda en tallas grandes

Las mujeres con tallas grandes han sido ignoradas históricamente en el mundo de la moda. Con todo, en los últimos años, la industria textil ha empezado a prestar más atención a las mujeres curvys. Este giro ha estado impulsado por un cambio cultural vinculado a la corriente del “body positive”, que defiende que todos los cuerpos son bellos sea cual sea su talla. Actualmente, los expertos ya hablan de un boom “curvy”, por lo que hoy es más fácil que nunca encontrar alguna oferta de tallas grandes en rebaja.

El boom de las tallas grandes

La moda es un reflejo de los cambios culturales que se producen en la sociedad. Por ello, hoy en día, la moda refleja las recientes alteraciones producidas en los cánones de belleza, lo que se traduce en un boom de las tallas grandes. De este modo, desde hace algunos años, los prototipos de belleza impuestos socialmente se han ido modificando paulatinamente.

Además, el boom de las tallas grandes también ha sido impulsado por las propias consumidoras, que exigían poder acceder al mismo tipo de prendas que las compradoras delgadas. Hasta hace poco, una mujer con una talla grande sufría muchas dificultades para encontrar algunos tipos concretos de prendas como, por ejemplo, los vestidos de fiesta.

En este sentido, en la actualidad, cada vez son más las empresas del mundo de la moda que se han puesto al día en la comercialización de tallas grandes. Asimismo, las pasarelas también han abierto sus puertas a las modelos de tallas grandes y los cambios, tanto en los cánones de belleza como en la industria de la moda, ya son más que perceptibles en algunas redes sociales como Instagram.

En las pasarelas y en las redes, el cambio se ha producido, en parte, por las trayectorias de exitosas modelos e influencers como Ashley Graham, Paloma Elsesser o Robyn Lawley. De hecho, en el 2017, Graham fue incluida en la lista de Forbes de las modelos mejor pagadas del año, junto con nombres tan codiciados en el mundo de la moda como Kendall Jenner o Karlie Kloss.

Prendas para todas las edades

Uno de los principales inconvenientes de las mujeres jóvenes de tallas grandes es la dificultad para encontrar ropa juvenil de su talla. Según diferentes estudios, el 60% de la población española adulta usa una talla superior a la 44, es decir, emplea tallas grandes. De este 60%, el 26% son mujeres comprendidas entre los 18 y los 35 años, lo que rompe con el estereotipo de que las tallas grandes son únicamente para mujeres mayores.

No obstante, por el momento, las mujeres de tallas grandes todavía deben enfrentar el problema de encontrar variedad de opciones de su talla. De hecho, hoy en día, solo el 8% de las marcas de moda ofrecen opciones de tallas grandes, lo que obstaculiza que las mujeres curvy puedan acceder a vestir las últimas tendencias.

En cualquier caso, esta situación está cambiando. El mercado de la moda mundial de mujeres de talla grande está experimentando un fuerte crecimiento, por lo que cada vez habrá más opciones para vestir a la moda con independencia de si se tiene o no una belleza curvy.

También te puede interesar