Escrito por

Cinturones de asteroides, clave para encontrar vida ET

De acuerdo con la teoría del equilibrio puntuado, la evolución actúa más rápido cuando la vida debe adaptarse a cambios rápidos en el medio ambiente. El mejor motor para un cambio de este tipo podría ser el el mismo que se cree responsable de una de las extinciones masivas más drásticas de la historia de nuestro planeta: un asteroide, como el que cayó hace unos 65 millones de años, y llevó a la extinción a gran parte de la vida de la Tierra, los dinosaurios incluidos. Pero de esa gran extinción salieron airosos los mamíferos, que pasaron de ser criaturas del tamaño de una rata a ser los dominadores del planeta.

image

Por eso, los astrónomos (Más info en en esta web) Rebecca Martin y Mario Livio han propuesto que para poder descubrir vida en alguna otra parte del universo, hay que buscar sistemas solares con un cinturón de asteroides como el de nuestro sistema solar. Los investigadores hipotetizan que la localización de este cinturón, entre Júpiter y Marte, no es accidental, y resultó clave para la evolución de la vida en nuestro planeta, y sería algo necesario para la vida.

cinturón de asteroides Este cinturón de asteroides surgió durante la formación del Sistema Solar, época en la que las fuerzas gravitacionales entre Júpiter y el Sol atrajeron y estiraron nubes de polvo y planetoides que estaban ubicados en la parte interior del Sistema Solar. El cinturón de asteroides está ubicado en lo que se llama la línea de nieve, que marca el límite donde materiales frágiles como el hielo se mantienen congelados, más hacia el Sol ya se derriten y se desarman.

Durante la formación del Sistema Solar, la roca fría y el hielo se fusionaron en los planetas como los conocemos. Pero Júpiter cambió su órbita más cerca del Sol. Las fuerzas gravitacionales entre Júpiter y el Sol, habrían destruído los materiales en la línea de nieve de la que hablábamos, previniendo la formación de planetas, y no habría permitido la formación del cinturón de asteroides, que se cree que hoy en día apenas tiene un uno porciento de la masa que habría tenido originalmente.

La masa faltante en la actualidad, serían todos los asteroides que salieron del cinturón, atraídos por la gravedad de los planetas, y que terminaron bombardeándolos, dejando cicatrices como los cráteres que pueden verse en la Luna o en Marte. A la vez, aquí en la Tierra, habrían provisto el material necesario para la vida, como por ejemplo el agua, y también le habrían pegado un par de empujones a la evolución, cambiando drásticamente el clima del planeta varias veces.

Martin y Livio utilizaron información del telescopio espacial Spitzer, mediante el cual se han descubierto 90 sistemas solares diferentes con presencia de un cinturón de asteroides. En todos los casos están ubicados en lo que sería la línea de nieve, de acuerdo a las características de cada una de las estrellas, lo que apoya su hipótesis de la formación de cinturones de asteroides.

Así es que para la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta podría ser clave el encontrar un cinturón de asteroides, junto con un planeta ubicado en la zona de habitabilidad de los sistemas solares conocidos y los que se descubran en el futuro. Por ahora, son muy pocas las estrellas con exoplanetas que tengan estas características. La clave, igualmente, es que los planetas no sean bombardeados con demasiada frecuencia como para que la vida no tenga tiempo de adaptarse a los impactos.

Algunos asteroides son visibles mediante telescopios por aficionados, puedes encontrar información sobre los mismos en webs especializadas como www.airelibre.es

Fuente: Wired

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos