Escrito por

Huellas de dinosaurios nadando

Unas huellas de dinosaurios descubiertas en 1984 que se creía eran los restos fósiles de una estampida, ahora, a la luz de nuevos estudios, se cree que podrían ser las marcas dejadas por dinosaurios nadando, o mejor dicho, empujándose por el fondo de un río.

dinosaurio

Las marcas de pies de dinosaurio, descubiertas en Australia, habían sido interpretadas como la estampida de dinosaurios pequeños escapando de terópodos de gran tamaño. Pero en vez de ello, un nuevo estudio, publicado en Journal of Vertebrate Paleontology, las interpreta como un paso para cruzar un río, utilizado por una gran variedad de dinosaurios.

image Se trata de la Cantera Lark, que tiene apenas el tamaño de una cancha de baloncesto, que cuenta con unas 4000 huellas fosilizadas hace unos 95 millones de años en el lecho arenoso de un río en una zona boscosa. Actualmente está protegido y es una gran atracción turística de Australia, pero se creía que se trataba de la única evidencia de una estampida de dinosaurios, algo que debería revisarse, según Anthony Romilio y colegas de la Universidad de Queensland, Australia.

Hay tantas huellas que se pueden identificar dinosaurios del tamaño de una gallina hasta algunas de unos 60 centímetros, de carnívoros gigantes. Los autores del estudio realizaron un mapeo tridimensional del campo de huellas, y las corrieron en un modelo de computadora. Así pudieron notar que las huellas que se creía eran de dinosaurios con largos dedos, en realidad deberían interpretarse como de ejemplares con dedos cortos, sólo que habrían enterrado sus dedos en el fondo barroso del río, caminando con la punta de los dedos.

También descubrieron evidencias de marcas fósiles que podrían interpretarse como vegetación arrastrada, consistente con un río de corriente rápida. Estudiando los rastros, los animales nadadores se habrían movido río abajo, con la corriente. También se puede notar que el nivel del agua en el río cambiaba drásticamente, pero no era tan alto, sino desde unos 40 a 15 centímetros. Pero es suficiente como para que un dinosaurio pequeño, del tamaño de una gallina, no pudiese tocar el fondo del río bien con sus dedos, mientras lo cruzaba. Según interpretan los paleontólogos, las huellas podrían sugerir que se trataba de grandes grupos de dinosaurios en medio de una ruta migratoria.

Fuente: LiveScience

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos