Escrito por

Plantas que se comunican usando hongos

Los humanos estamos muy orgullosos de nuestra forma de comunicación, de cómo se ha adaptado nuestro cuerpo a estas necesidades y habilidades de comunicarnos mediante un complejo sistema de sonidos. Podremos haber inventado teléfonos móviles que pueden comunicarnos con cualquier persona en cualquier parte del mundo, o ese órgano casi perfecto que es la mano, que sirve para tanto, incluso para comunicar, tipeando en un teclado de computadora, o de un teléfono.

image

Pero no es bueno ser arrogante, porque la naturaleza y la historia evolutiva del planeta, nos bajan de un hondazo del pedestal, ya que la comunicación no es algo exclusivo nuestro, donde hay vida, hay comunicación. Vocal, visual o química. Algunos peces incluso se comunican eléctricamente. Desde las bacterias hasta las ballenas, todos se comunican, incluso las plantas.

Cuando algunas plantas son atacadas por pulgones que les succionan la savia, emiten unos compuestos volátiles al aire, que sirven como una especie de mecanismo de defensa. Por un lado sirve para repeler a los pulgones, y por el otro atrae a los enemigos naturales de los pulgones: las avispas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Aberdeen, en Estados Unidos, y del Instituto James Hutton, demostraron que algunas plantas se valen de hongos para comunicar la presencia de pulgones, permitiendo emitir volátiles que atraen a las avispas y repelen a los pulgones, incluso antes de haber sido atacadas físicamente.

Se trata del hongo arbuscular mycorrhyza, que ha convivido de forma simbiótica con las plantas durante unos 460 millones de años. Este hongo y su planta simbiótica, pueden crear micorriza, estructuras mediante las cuales el hongo penetra en las células de las raíces de las plantas, formando arbúsculos, estructuras enramadas que forman una interconexión con las células de las plantas. Estos arbúsculos permiten el intercambio de nutrientes entre la planta y el hongo. Como resultado, las plantas pueden capturar nutrientes como el fosfato, el zinc y el nitrógeno.

Los investigadores querían probar si el micelio de los hongos simbiontes es utilizado como una especie de sistema nervioso simbiótico. Para poder responder a esa cuestión, plantaron porotos en macetas en cuyo suelo vivía un hongo arbuscular mycorrhyza.

A algunos de los vástagos los aislaron del hongo por una fina red, mientras que a otros sólo les aislaron las raíces, o no fueron aislados. Todas las plantas fueron cubiertas por bolsas para asegurarse que no se comunicaban por el aire utilizando volátiles.

Luego, los investigadores infestaron una planta con pulgones, y recolectaron los volátiles de otras plantas. Descubrieron que las plantas conectadas con la red de hongos producían volátiles que repelían a los pulgones y atraían a las avispas. Aquellas plantas que no tenían contacto con los hongos, producían una cantidad mucho menor de volátiles. En las plantas aisladas por la tela fina, sin contacto de raíces, también se produjeron los volátiles.

En suma, las plantas se pueden comunicar a través de una red de hongos, si bien todavía no se sabe bien cómo es que lo hacen. Incluso, es probable que no sea el único modo de comunicación. Aparentemente, la simbiosis no sólo es una estrategia de los seres vivos para conseguir comida o como protección de los depredadores, o de los elementos de la naturaleza, es también una forma viable de comunicación.

Fuente: Byte Size Biology

Referencia:

Zdenka Babikova, Lucy Gilbert, Toby J. A. Bruce, Michael Birkett, John C. Caulfield, Christine Woodcock, John A. Pickett, & David Johnson (2013). Underground signals carried through common mycelial networks warn neighbouring plants of aphid attack Ecology Letters, 16 (7), 835-843 DOI: 10.1111/ele.12115

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos