Escrito por

¿Por que la gente cree en OVNIs?

Mucha gente inteligente se pregunta ¿cómo es posible que existan personas que crean en cosas inverosímiles o imposibles?, como por ejemplo los OVNIS. Generalmente se lo achaca a la falta de inteligencia, pero lo cierto es que el elegir cree en “cosas raras” no tiene nada que ver con la inteligencia. Tampoco el nivel de educación tiene mucho que ver.

image

Según Michael Shermer del Skeptical Inquirer, la gente tiende a creer o interpretar las evidencias de forma favorable a sus creencias y malinterpretan evidencia desfavorable a esas creencias. Un ejemplo groso es el de los “científicos” creacionistas, que eligen rechazar o malinterpretar la información geológica, biológica o astronómica para poder apoyar lo que se dice en un libro escrito hace 4000 mil años: la Biblia.

La verdadera ciencia se basa en evidencias, en hipótesis y en teorías. Pero muchas veces, la malinterpretación de información que poseemos nos predispone a creer cosas para las que no tenemos prueba alguna. Sucedió en 1903 con el descubrimiento de los rayos-N, que en un primer momento fue confirmado por muchos científicos, pero que después, gracias que los científicos siguieron poniendo a prueba los descubrimientos, llegaron a ver que no existían esos rayos-N. El asunto fue que los científicos que lo habían confirmado, estaban predispuestos a creer en su existencia porque hacía poco que se habían descubierto los rayos-X y los rayos gama.

Del mismo modo, podemos juntar a diez personas en una plaza, y mostrarles una mancha de luz en el cielo, y varios elegirán pensar que se trata de un OVNI, mientras que otros pensarán que es Venus, y tal vez algún otro que se trata de un asteroide que llega a destruir a la Tierra. Lo cierto es que si bien las siglas OVNI significan Objeto Volador No Identificado, muchos, al ver algo raro en el cielo, prefieren achacarlo a alguna nave extraterrestre.

Lo que llama la atención es que, a pesar de 60 años de avistamientos de OVNIs, no se han conseguido evidencias que apoyen la existencia de naves extraterrestres visitando nuestro planeta. Tampoco se han conseguido evidencias de fantasmas, y esta creencia va mucho más atrás en el tiempo. Sin embargo, hay mucha más evidencia de que el ser humano llegó a la Luna en 1969 y sin embargo hay mucha gente que elige no creerlo.

En el pasado éramos visitados por ángeles, demonios o espíritus, dependiendo de la religión o de la creencia popular de la época. Nos visitaban para avisarnos que estábamos portándonos mal como sociedad, y que debíamos cambiar para llegar a un nivel más alto de existencia. Hoy en día esa creencia ha pasado a estar influida por la tecnología, y en vez de ángeles o espíritus, tenemos potentes y avanzadas civilizaciones que son capaces de cruzar el espacio para venir a espiarnos sin entablar contacto directo, pero guiándonos secretamente hacia una mejor existencia.

El tema es, también, que el creen en cosas raras es simplemente divertido. La física, la astronomía o la biología, la ciencia construida a base de hechos y pruebas, puede llegar a ser muy aburrida para la gente que no se la pasa leyendo sobre esos temas. El problema surge de que a la mayoría de la gente le enseñan qué debe pensar, y no cómo debe pensar. Es decir, pueden estar abiertos a creer cualquier cosa que les digan, pero si no aprendemos que debemos poner todo a prueba, y dudar de todo, entonces terminaremos creyendo en fantasmas, OVNIs y en que el hombre no llegó a la Luna. No es malo creer en lo imposible, siempre que sea verosímil. Alguna vez se habrá pensado que era imposible ir a Marte, y lograr que una vehículo de seis ruedas de una tonelada de peso lograse llegar sano y salvo a la superficie marciana valiéndose de un paracaídas. Pero sin embargo acaba de ocurrir con el amartizaje de Curiosity.

Vía LiveScience

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos