Cómo afrontar el teletrabajo: trucos para trabajar desde casa

Si eres de las personas que se ha tenido que quedar en casa debido al coronavirus y afrontar su jornada laboral en forma de teletrabajo, no debes pensar que no vas a tener medios o la capacidad para hacer frente a tu trabajo como sueles hacer en la oficina a diario. La crisis sanitaria del Covid-19 nos está obligando a estar en cuarentena de modo que vamos a ofrecerte ahora las pautas para que sepas cómo afrontar el teletrabajo: trucos para trabajar desde casa.

Si tuviéramos que hablar de teletrabajo en otras circunstancias, quizás te hablaríamos de cómo decorar tu oficina en casa, pero en esta ocasión queremos ser prácticos en tanto en cuanto, puedas ser productivo desde casa y así lograr realizar tu jornada laboral sin que el coronavirus sea un impedimento.

Comienza temprano

Si has de realizar labores de teletrabajo durante lo que dure la cuarentena del coronavirus, es importante que intentes respetar al máximo el horario que ya de por sí solías tener en la oficina. Seguramente deberás trabajar conectado a otros compañeros, o atendiendo una agenda de clientes que ya tenías programada desde hacía semanas o meses, de modo que debes madrugar y dedicar las mañanas a hacer lo mismo que ya hacías antes: trabajar.

Lo creas o no, una forma de trabajar desde casa productivamente es sumergirte en tu lista de tareas tan pronto como te despiertes. Simplemente comenzar un proyecto a primera hora de la mañana puede ser la clave para progresar gradualmente a lo largo del día. De lo contrario, prolongarás el desayuno y dejará que la lentitud de la mañana te quite la motivación.

Finge que vas a la oficina

En estos días de teletrabajo, no estará de más que hagas todo lo que harías para prepararte para ir a trabajar a la oficina: sigue poniéndote la alarma, prepara tu café de media mañana e incluso nadie te impide que uses la ropa que te sueles poner a diario. Puedes aprovechar y quedarte en pijama, pero te sentirás más motivado si te vistes como si fueras a trabajar. Los navegadores de Internet como Google Chrome incluso te permiten configurar varias cuentas con diferentes barras de herramientas en la parte superior, por ejemplo, una barra de herramientas para el hogar y una barra de herramientas separada para el trabajo, de modo que aprovecha esto para crear un auténtico entorno laboral en casa.

ANUNCIO

Conecta con los compañeros

Si tienes un trabajo de equipo será esencial también mantenerse conectado. Puede que no tengas que estar toda la jornada acompañado de los demás compañeros de trabajo, pero no estará de más mantener Skype abierto por si has de llamar a alguno o ellos quieren comunicarse contigo.

Estructura tu día como lo harías en la oficina.

Cuando trabajas desde casa, eres tu propio gerente personal. Sin cosas como un horario de reunión en persona para terminar el día, puede que pierdas el enfoque o te canses antes de tiempo.

ANUNCIO

Para cumplir con el cronograma, segmenta lo que tengas que hacer y cuándo en el transcurso del día. Si tiene un calendario online, crea eventos personales y recordatorios que te indiquen cuándo cambiar de marcha y comenzar nuevas tareas. Google Calendar puede ser de gran ayuda en este sentido.

Elige un espacio de trabajo en concreto

El hecho de que no estés trabajando en una oficina no significa que no puedas tener una oficina. En lugar de levantarte y ponerte a trabajar en tu habitación o en el sofá, que suelen ser espacios que se asocian con el tiempo libre, puedes dedicar una habitación o superficie específica de tu hogar al trabajo.

Evita distraerte con el móvil o las redes sociales

Las redes sociales están diseñadas para facilitarle la apertura y navegación rápida. Sin embargo, en el trabajo, esta conveniencia puede ir en detrimento de su productividad.

Para contrarrestar la facilidad de uso de sus redes sociales durante las horas de trabajo, será bueno que tengas el móvil apartado o en un lugar en el que puedas controlar o atender cualquier llamada pero sin la necesidad de tener que navegar desde tu dispositivo. Por otro lado, puede ser bueno también eliminar los accesos directos a redes sociales de tu navegador así como cerrar la sesión de cada cuenta. Incluso podrías considerar trabajar principalmente en una ventana de navegador privada o, si está usando Chrome, una “incógnito”. Esto garantiza que no cierres sesión en todas sus cuentas y que cada búsqueda web que realice no complete automáticamente la palabra que estás escribiendo. Es una garantía de que no te sentirás tentado a tomar demasiados descansos en las redes sociales durante el día o de hecho, durante el tiempo que dure tu jornada laboral.

Trabaja cuando te sientas más productivo

Nadie es capaz de trabajar con la misma motivación a todas horas, todos los días. A esto le puedes sumar los difíciles momentos que atravesamos y todo lo que se habla estos días sobre el coronavirus, de modo que es posible que tu motivación naturalmente disminuya y fluya durante todo el día. Sin embargo, cuando trabajas desde casa, es aún más importante saber cuándo se producirán esos flujos y reflujos y planificar tu horario a tu alrededor.

Para capitalizar tus períodos más productivos, guarda tus tareas más difíciles para cuando sepas que vas a tener el espacio libre adecuado para ellas. Utiliza los momentos más lentos del día para eliminar las tareas que sean más fáciles de completar. Estas tareas pueden ser definidas como “pequeños actos de éxito”, y pueden ayudarte a desarrollar tu impulso para los proyectos más pesados ​​que te esperan más adelante.

Comprométete a hacer más

Los proyectos siempre suelen tardar más de lo que inicialmente se cree que lo van a hacer. Por esa razón, con frecuencia se hará menos de lo que uno se propone hacer. Por lo tanto, al igual que podemos sobrestimar la cantidad de tiempo que pasamos haciendo una cosa, también se debe sobrestimar la cantidad de cosas que harás durante el día. Incluso si no cumples con tu objetivo, saldrás de ese día con una lista sólida de tareas archivadas en la carpeta de “trabajos completados”.

ANUNCIO

Artículos de interés:

También te puede interesar