Escrito por

Alimento de dinosaurios, cómo se repartían la comida

Una pregunta que ha incordiado a los paleontólogos durante décadas, es ¿cómo podía coexistir tantas especies de enormes dinosaurios vegetarianos a lo largo de un amplio período geológico de forma exitosa? Un nuevo estudio del paleontólogo canadiense Jordan Mallon, parecen haber encontrado la respuesta.

image

Mallon abordó la cuestión midiendo y analizando las características de casi 100 cráneos de dinosaurios descubiertos en la formación Parque de Dinosaurios, en Alberta, Canadá. Este trabajo fue parte de la tesis de doctorado de Mallon, en la Universidad de Calgary. Su estudio se ha publicado en el número de julio de PLOS ONE.

Al parecer, todos esos megaherbívoros, de más de mil kilos de peso, tenían diferentes características craneales, que serían indicadoras de una especialización en comer diferentes tipos de vegetación. La investigación apoya el concepto conocido como partición de nicho, que ya había sido comentado por Charles Darwin en el siglo XIX, y que se terminó de esclarecer con la ciencia de la ecología.

La formación conocida como Parque de Dinosaurios, de Alberta, Canadá, tiene entre 76,5 y 75 millones de años de antigüedad, y es famosa por tener una rica concentración de fósiles de dinosaurios. Allí se han descubierto cerca de 20 especies de inmensos dinosaurios herbívoros del período cretácico. De todas esas especies, seis coexistieron en el tiempo. Eran dos especies de ankilosaurios, dos de hadrosaurios, y dos de ceratópsidos.

Los herbívoros gigantes modernos, como los elefantes, las jirafas, los hipopótamos o los rinocerontes, no son tan diversos como ocurrió en este lugar y período de hace 75 millones de años. Así que, ¿cómo fue que todas esas especies pudieron compartir una misma región sin competir?

Mallon trabajó con dos hipótesis, la primera de ellas es que la disponibilidad de comida no era un factor limitante en la supervivencia de las especies. Podrían haber sido superabundantes las plantas, así los megaherbívoros no tenían que competir, o esos dinosaurios tenían un metabolismo relativamente bajo, por lo que el ecosistema podía soportar más especies, que si fuesen de alto metabolismo.

La segunda hipótesis es que si la disponibilidad de alimentos era limitante, entonces tenía que entrar en juego la partición del nicho. Es decir que las especies tuvieron que especializarse en cierto tipo de vegetación, para así no competir entre sí por los recursos limitados.

Si ocurrió esto, pensó Mallon, entonces se tendría que ver en los fósiles esa especialización, esa adaptación especial a cierto tipo de dieta entre los dinosaurios que coexistieron en tiempo y espacio. Mallon buscó diferencias en la forma del cráneo, de los dientes y de los picos que evidenciasen adaptaciones a alimentarce de cierto tipo de plantas, por ejemplo vegetación dura o blanda.

Se descubrieron diferencias entre los tres grupos analizados por Mallon. Los ankilosaurios se especializaban en alimentarse de helechos, porque eran plantas bajas, y sus picos les permitían alimentarse de ellos de forma eficiente y abundante, de esas plantas relativamente bajas en nutrientes. En contraste, los ceratópsidos, tenían un cráneo que sugiere una adaptación a comer arbustos de mediano tamaño, mientras que los hadrosaurios, más altos, podían alimentarse de cualquier tipo de vegetación alta.

Si bien hubo muchas especies, durante un período de 1,5 millones de años, en la formación Parque de Dinosaurios, se mantuvieron los mismos roles ecológicos. Eso nos dice, opina Mallon, que la partición de nichos era una estrategia viable para la coexistencia de esos animales. El estudio aporta evidencias para explicar por qué los dinosaurios fueron uno de los grupos más exitosos de animales que hayan vivido en nuestro planeta.

Fuente: ScienceDaily

Artículos recomendados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?