Escrito por Tendenzias

Misteriosa especie humana se reproducía con nuestros antepasados hace 30 mil años

El estudio del genoma de dos parientes de los humanos actuales que se extinguieron hace 30 mil años, nos acerca cada vez más a cómo era la relación entre las diferentes especies humanas que vivían por aquellos tiempos en el mundo. Según la información actualizada del genoma de los neandertales y de los denisovanos, estas especies se reproducían entre sí y con los Homo sapiens de hace 30 mil años, mucho más de lo que se pensaba.

Denisova

El pasado 18 de noviembre se presentó el genoma de dos especies humanas que convivieron con la nuestra hasta hace unos 30 mil años atrás, se trata de los neandertales, que vivieron principalmente en Europa, y de los denisovanos, que habitaron gran parte de Asia. La presentación fue en las conferencias sobre ADN antiguo en la Royal Society, en Londres.

Los resultados sugieren que estas antiguas especies se cruzaban más seguido de lo que pensaba, e incluso se llegó a descubrir un segundo grupo humano asiático antes desconocido, cómo había ocurrido hace unos años con los denisovanos, que tampoco tienen muchos fósiles para identificarlos, sino apenas unos fragmentos de los cuales se ha obtenido el ADN.

Lo que comienza a sugerir es que estamos mirando a un mundo tipo El señor de los anillos, dónde había muchas poblaciones de homínidos diferentes al mismo tiempo, dice Mark Thomas, genetista del University College London, asistente de las conferencias.

Los primeros genomas publicados de neandertales y denisovanos, revolucionaron el estudio de la historia de nuestros antepasados prehistóricos, no sólo porque demostraron que estos grupos se cruzaban entre sí y con nuestros ancestros directos Homo sapiens, sino porque nos ayudó a comprender mucho más de cómo eran físicamente, y cómo se relacionaban con su mundo. Sin dejar de lado que contribuyó mucho al conocimiento de la diversidad genética de la población viva actual.

Sabemos que todos los humanos que se originiaron fuera de África tienen un 2% de genoma heredado de los neandertales. Algunas poblaciones de Oceanía, como por ejemplo los habitantes de Papúa Nueva Guinea, y los aborígenes australianos, comparten un 4% de su ADN con los denisovanos.

Pero esos primeros resultados estaban basados en secuencias genómicas de baja calidad, con errores y baches. Con el tiempo se han producido versiones mucho más completas de los genomas de neandertales y denisovanos, que igualan en calidad a las que se tienen de los humanos actuales. Todas obtenidas a partir de huesos fósiles.

Así se pudo ver que también los neandertales y los Homo sapiens de Chine y otras partes del este asiático tenían relaciones con los denisovanos. Pero lo más sorpresivo que se mostró en estas conferencias, fue que los denisovanos también se reproducían con otra población de humanos antiguos que vivían en Asia hace unos 30 mil años, de la cual no se tenía noticias. No eran denisovanos, ni neandertales, ni Homo sapiens, sino unos humanos nuevos y desconocidos a los que todavía no se ha nombrado, ni de los que tenemos el menos rastro fósil.

Al menos que se sepa, ya que posiblemente se lo termine identificando con alguno de los miles y miles de fragmentos que se tienen, y no se sabe a qué especies pertenecen con exactitud. Habrá que trabajar mucho ahora para identificar a ese nuevo grupo, como ocurrió con los denisovanos.

Fuente: Nature

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos