BLACK FRIDAY: Enlace a la categoría de las mejores rebajas
Escrito por Tendenzias

ADN de hace 400 mil años desconcierta a los expertos

Los misterios asociados a antiguos genomas no paran de sorprendernos. Una muestra de ADN obtenida de un fémur humano de 400 mil años de antigüedad ha revelado un inesperado vínculo entre los homininos habitantes de Europa y la enigmática población asiática de los Denisovanos.

Sima de los Huesos

La muestra fue obtenida de un fósil descubierto en 1990 en el famoso yacimiento paleoantropológico de Sima de los Huesos, en España. Se trata de la muestra de ADN mitocondrial más antigua publicada hasta la fecha, y ha dejado a los expertos anonadados, porque la mayoría creía que esos fosiles estarían más relacionados con los neandertales (europeos extinguidos hace 30 mil años), que con los denisovanos (asiáticos también desaparecidos hace unos 30 mil años).

Este fémur y más de dos docenas de fósiles homínidos descubiertos en Sima de los Huesos, fueron atribuidos a formas primitivas del Homo neanderthalensis. Pero también se los atribuyeron a una especie un poco más antigua, el Homo heidelbergensis. Esta última es una especie no muy bien definida, que podría ser la ancestral de neandertales en Europa, y de Homo sapiens en África.

image

Pero el equipo de paleogenetistas de Svante Pääbo, y del Instituto Max Planck  para Antropología Evolutiva, de Leipzig, Alemania, descubrieron que la muestra de ADN mitocondrial obtenida está más relacionada con los denisovanos, de Asia, que con los neandertales o con nuestra especie Homo sapiens.

Los resultados de la secuenciación del genoma mitocondrial del fémur fueron publicados en Nature. Este descubrimiento no quiere decir que el dueños de ese fémur estuviese más relacionado con una población que vivía a miles de kilómetros de distancia, y con cientos de miles de años de diferencia.

La relación tiene mucho que ver con que los genomas mitocondriales cuentan sólo la historia de la madre del individuo, y del linaje materno. Las mitocondrias son estructuras de la células que se ocupan de la producción de energía, y el ADN allí ubicado se pasa sólo a través de la línea materna, no de la paterna.

El ADN del núcleo de la célula, por contraste, contiene material de ambos padres del individuo, y de todos sus ancestros, por lo que aporta una visión de la historia evolutiva de una población más precisa. Pero este tipo de ADN no se pudo conseguir de este fémur tan antiguo.

Según Pääbo, cree que los homínidos que vivían hace 400 mil años en Sima de los Huesos podría ser el ancestro común de neandertales y denisovanos, la población fundadora de ambos, que vivió originariamente en Eurasia. Pero un linaje mitocondrial se extingue cuando una mujer no tiene una hija mujer, por lo que ese linaje descubierto en Sima de los Huesos podría haberse perdido entre los neandertales, mientras que se mantuvo vivo entre los Denisovanos.

El famoso paleoantropólogo inglés Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, opina diferente. Según él, el ADN descubierto pertenecería a Homo antecessor, una especie antigua descubierta en la misma zona, los descendientes europeos de Homo erectus. Esa especie se habría cruzado con las poblaciones ancestrales de neandertales y denisovanos, introduciendo así el linaje mitocondrial en ambas poblaciones.

Esto ayudaría a dilucidar otro misterio genético, el que mencionábamos hace unos días, de una población genética humana desconocida con la cual se habrían relacionado neandertales, denisovanos y Homo sapiens. Pero para aclarar esto habría que obtener ADN nuclear de estos fósiles de Sima de los Huesos.

Obtener ese tipo de secuencias no es simple porque el ADN nuclear está ubicado en el hueso en niveles más bajos que el ADN mitocondrial. Ya obtener este último no fue fácil, tuvieron que taladrar esos fósiles de 400 mil años, y pulverizar dos gramos de hueso. Pääbo cree que recién se podrá conseguir en uno o dos años.

Fuente: Nature y Science

Artículos relacionados

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos